dimecres, 5 de juny de 2013

Noticia publicada a Diari de Tarragona 4/06/2013

La Móra pide un mercadillo todo el año pero la norma europea lo impide

El mercadillo anual que desea la Associació de Veïns de La Móra-Tamarit debe esperar. La petición de los vecinos a la concejal responsable de Espimsa (Empresa de Serveis i Promocions d'Iniciatives Municipals SA), Patrícia Anton, está bloqueada por la Directiva 2006/123/CE aunque «la intención municipal es la de estudiar la petición vecinal».

Tarragona 
Publicado: 11:18 - 05/06/2013
La Directiva Europea de Servicios, en vigor desde 2006, nadie la tuvo en cuenta hasta que el plazo de permisividad se agotó en 2010. Y ahora está obstruyendo nuevas propuestas comerciales. La directiva Bolkestein (así se conoce por el comisario que la impulsó) cambia la regulación de los mercados ambulantes y en el caso de Tarragona, las concesiones pasan de uno a 15 años y una cuota que va más allá de pagar el servicio de limpieza y suministros. Ahora el precio del metro cuadrado se estima en 420 euros.
Con esta espada de Damocles en la cabeza Espimsa (la empresa municipal que regula el sector) debe descartar las propuestas de nuevos mercadillos independientemente de que el análisis de viabilidad del mismo aconseje aprobarlo o rechazarlo.
Repite el de verano
Para Francesc Garcia, presidente de la Associació de Veïns, «La Móra tiene suficiente población empadronada y estacional para que este mercadillo sea una realidad. Estamos contentos con el del verano, pero creemos que se puede ir más allá y evitar que la gente coja el coche para hacer compra de verdura y fruta fresca», razona.
En 2012, Espimsa autorizó un mercadillo durante los tres meses de verano. Las paradas de fruta, verdura y embutidos lograron rentabilizar el esfuerzo de los jueves por la tarde. Otras paradas, sobre todo las de ropa, no terminaron las 12 semanas al ver que tenían pocas ventas. Por ello, este año se estudia complementar las paradas de fruta, verdura y cárnicas con «las de artesanía», explica Anton.
Los paradistas de fruta y verdura están satisfechos de la experiencia del pasado verano y repetirán este. Ibrahim tiene una parada desde hace 20 años y recorre las poblaciones próximas a la capital para ganarse la vida. Él estuvo en La Móra con parada de fruta y admite que «la iniciativa estuvo bien y creo que repetir fórmula es una opción acertada».
Reconoce que las paradas de alimentación tienen más salida que las otras y crear un mercadillo todo el año «es una posibilidad que merecería la pena estudiarlo siempre y cuando se escogiera bien el día». Hay que «buscar el mejor horario para tener clientes empadronados y los que tienen una segunda casa», concluye el tarraconense.
Otro paradista, Albert Duran,  explica que «los mejores días para estos barrios con una gran población de segunda residencia es poder trabajar viernes por la tarde o sábados y domingos por la mañana. También es cierto que la propuesta de los vecinos es como un melón. No sabes cómo te saldrá hasta que no lo abres», ejemplifica. Los paradistas buscan ganarse la vida y «un mercadillo entre semana y fuera del verano no tiene sentido», explica este agricultor de Xerta.
Las fechas del mercadillo de verano, presentado como feria para esquivar la directiva, adelantará dos semanas su apertura (el primer día será el jueves día 20 de junio) porque a finales de septiembre ya no hay clientela. Los paradistas pagan cuota que sufraga los gastos de los servicios públicos, básicamente limpieza.

Cap comentari: